Qué es el poliamor y lo que debes saber para iniciarte en este modelo de relación

El poliamor es un modelo de relación basado en la no exclusividad afectiva-
sexual. Partiendo de esta base, las formas de convivencia que se crean varían en función de las personas y los acuerdos que establecen. Estos acuerdos se conciben a partir de las motivaciones, formas de ser y estilos de vida de cada una, y es así cómo se construye una red afectiva de vínculos a los que prestar cuidados, en el universo relacional de la persona poliamorosa, en contraposición a la idea de la pareja individual y exclusiva de la monogamia.

Acuerdos en pareja

 

En el poliamor no existen dos acuerdos iguales, además, pueden ir variando con el tiempo. Los formatos de convivencias más habituales suelen ser: anarquías relacionales, relaciones abiertas, triejas o policulos.

Las anarquías relacionales proponen que no existan jerarquías de cuidados entre las personas vinculadas manteniendo relaciones horizontales, mientras
que las relaciones abiertas se conforman por dos o más personas con la puerta abierta para explorar afectiva o sexualmente fuera de la relación pero siempre manteniéndola como la prioridad en términos de tiempos, espacios y cuidados compartidos.

Trieja relacional

 

Las triejas representan un grupo de tres personas que conviven como prioritarias, en casos se comportan como relaciones abiertas y en otros, cerradas. Algunos llaman a estas últimas polifidelidad -o directamente poliamor-, pero a mi parecer se comportan como una monogamia de a tres. En lo personal me cuesta verlo como poliamor ya que la premisa de la no exclusividad queda automáticamente anulada, considero que sería más adecuado llamarlas trigamia xD.

Esta variante de tres puede darse también con cuatro o más personas acercándose más a los policulos, una forma de conceptualizar las relaciones íntimas como una red de átomos interconectados con diferentes motivaciones, algunas más afectivas, otras sexuales, unas más eróticas, otras más románticas, etcétera.

Abrazo grupal poliamor


Por último, la poligamia, es una denominación familiar en la que una persona puede mantener múltiples vínculos matrimoniales. Se trata, sencillamente, de
una formalidad burocrática que contemplan algunos países. Todo este enjambre de definiciones forma parte de etiquetas relacionales sobre lo que es el poliamor en sí.

Más allá de acumular parejas o establecer múltiples vínculos, lo que este modelo relacional propone es que cada persona se conecte con su interior para plantearse cómo desea amar y vivir su sexualidad más allá de todo lo que pudo aprender que era el amor. Abre las puertas a la pluralidad y da nombre a lo que siempre existió, el amor diverso y no exclusivo.


Revisarlo todo, deconstruirte de raíz

Para muchas personas el poliamor, o el amor libre, es un punto de partida para deconstruir lo aprendido sobre lo que es amar, el romance y, sobre todo, las expectativas de pareja.

amor romántico

 

Para mí, por ejemplo, es más importante que una persona entienda cómo soy para respetar mis tiempos, a que deba estar el día de mi cumpleaños por defecto. Valoro más su cercanía, el estar presente en el momento que estamos juntos, expresarnos cariño o ternura y que sea feliz, por encima de una caprichosa fecha concertada en el año.

Para las personas poliamorosas en la mayoría de los casos la deconstrucción
no pasa tanto por romper con el mito del amor romántico sino en superar vergüenzas, reconocer y autorizarse a sentir que pueden desear y amar de forma plural y que no hay nada de sucio o malo en ello. Comprender que no es posible convivir con todas de la misma manera y eso está bien. Que amar a alguien no significa darle todo tu tiempo y que por encima de todo está el autocuidado.


Los principios básicos para entender relaciones poliamorosas

En su base no dista mucho de una monogamia sana. Consenso, comunicación, expresar sentimientos y necesidades o cumplir con lo que se acuerde en la medida de lo posible son requisitos mínimos.

La gran diferencia se centra en el tratamiento de la no exclusividad afectiva sexual y las emociones que esto pueda despertar. Abriéndote a la posibilidad de amar que las personas que amas estén con otras personas y despojarte de la idea de "poseerlas" como un bien, ya que a las personas no se las posee, se las acompaña, anima y pasa tiempo juntas.

 

 

En las relaciones poliamorosas el tiempo es un bien muy valorado y la buena
comunicación a la hora de convivir es primordial para evitar malentendidos. Las emociones como los celos, las culpas, vergüenzas o temor a comunicar pueden ser comunes y son un punto de partida para crecer.

 

¿Cómo iniciarte en el poliamor de manera sana?

De todo lo que he vivido podría decirte que no existe una receta única para adentrarse en el poliamor. Hay personas que necesitan hacerlo en parejas para ir abriendo su relación y otras que prefieren empezar en anarquías relacionales no jerárquicas. Hay personas que desean no conocer a los vínculos de sus parejas (metamores) y otras para quienes es una necesidad vital.

Lo que te aconsejo es que leas, te informes y ¡practiques! sólo haciéndolo sabrás cuáles son tus verdaderos límites y deseos por cumplir.

 

Sofía

IG: @poliamor_blog

REDACTORA INVITADA

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados