Eyaculación femenina ¿en serio existe?

Con la viralización que se genera en redes sociales, en los últimos años la eyaculación femenina se ha puesto de moda, presentándose como indicador de mayor disfrute o liberación sexual. Muchas nos preguntamos por qué no eyaculamos o si hay algo mal con nosotras. Otras, se sienten incómodas cuando les pasa esto pues es un tema del que hay muy poca información y llegan a creer que es orina. Es tremenda la manera en que la desinformación, y unos cuantos videos de la pornografia pueden alterar y cuestionar la forma en que vivimos y disfrutamos de nuestra sexualidad. ¡Por eso es que nos urgía hablarles de este tema!

 

¿Desde cuándo se sabe de la eyaculación? 

La eyaculación femenina es un fenómeno que ha sido estudiado desde hace muchísimos años. Aristóteles mencionó esta "expulsión de fluidos" de la mujer en uno de sus textos y en 1672 Grafenberg lo describió como  el “fluido femenino que sale con ímpetu a chorro”. 

 

A pesar de tener esos registros desde hace años, la eyaculacion femenina fue dejada en el olvido en el ámbito científico (como muchas otras funciones del cuerpo orientadas al placer de las mujeres, que por supuesto era estigmatizado y reprimido). Fue hasta principios del siglo XX que se retomaron estas investigaciones, continuando con ello hasta la actualidad. 

 

Aunque se ha vuelto un tema muy popular, aún se tienen muchísimas dudas sobre el objetivo y funcionamiento de la eyaculación femenina. Las investigaciones no han sido suficientes para generalizar los datos, pero se sigue trabajando en ello. 

 

¿Qué es lo que SÍ se conoce de la eyaculación femenina?


La eyaculación femenina sí existe. Este líquido se genera en la próstata, la cual puede ser estimulada indirectamente a través del famosísimo “punto g” o "zona g". ¿Cómo? Introduciendo nuestros dedos índice y medio dentro de la vagina, los primeros de 3 a 5 centímetros en dirección hacia arriba (depende de nuestra anatomía si lo tenemos más arriba o abajo), como queriendo tocar el hueso púbico desde adentro. Como dato orientador, vamos a sentir esa zona un poco más rugosa que el resto de nuestra vagina. 


Gracias a la presencia de la próstata femenina, la zona g es más sensible y estimulante que el resto de la vagina; en algunos casos, la estimulación simultánea del clítoris y la zona G puede facilitar la eyaculación. Como podrán imaginarse, estimular esta zona con la mano, ya sea una misma o la pareja, puede resultar cansado, ¡pero tranquilas! La tecnología está de nuestro lado y por eso existen vibradores de zona G, especiales para estimular esta parte sin morir de cansancio en el intento (les hablamos un poco de ellos en la entrada anterior).

 

La próstata se conecta con las glándulas de Skene y a través de ellas sale la eyaculación. Las glándulas de Skene normalmente tienen su salida abajo de la uretra; son una especie de orificios súper pequeños y esta medio dificil ubicarlas en el espejo. Es su cercanía con la uretra, tanto de la próstata como de las glándulas de Skene, lo que hace que confundamos la eyaculación con orina, además de que antes de eyacular suelen sentirse una extraña sensación de querer orinar. 


Existen algunos estudios que hablan de la expulsión de un líquido por medio de la uretra; se dice que este líquido tienen componentes comunes a la orina (aunque no es orina) y suele salir con mayor presión. Sobre esto, aún no hay estudios contundentes.

 

¿Cómo saber si he eyaculado? 

Nos ha pasado que eyaculamos y no nos damos cuenta o que eyaculamos y no sabemos qué fue lo que sucedió. Imagínense que estamos en pleno cachondeo, nada concentradas en lo que expulsamos por nuestros genitales, ¡esta cañón identificar si lo que queda al final es lubricación, eyaculación o incluso orina!


Algunas pistas que pueden ayudarnos a identificar si eyaculamos  son la consistencia, color y cantidad de líquido que expulsamos. La consistencia y color puede ser blanquecina y espesa o algo más transparente, con consistencia acuosa, sin olor. La cantidad suele ser más notoria que la lubricación, aunque esto depende de muchos factores, como lo estimuladas que estemos, lo ejercitada que esté nuestra próstata para eyacular, o simplemente la capacidad que tiene nuestro cuerpo de generarla. 


 

Eyaculación femenina ¿da mayor placer?

Como todo en el erotismo, la sensación de placer es diferente en cada persona y lo último que queremos es agregarles una presión más por la necesidad de "lograr" eyacular. ¿Qué sentido tendría enfocarnos tanto en hacerlo si no disfrutamos el proceso? Ante la duda de algunas de si eyaculan o no, nosotras siempre les decimos: ¿Disfrutaste la experiencia? Entonces ¿¡qué más da si eyaculas o no!?


Tenemos que decirlo: La eyaculación de la mujer no es equivalente a orgasmo o mayor placer. Podemos tener un orgasmo sin eyaculación o eyaculación sin orgasmo. Puede haber mujeres que sientan una explosión de sensaciones al eyacular, otras que les da muchísima pena expulsar tanto líquido y se incomodan, otras que ni se enteran pero al final ven un líquido extraño, en fin…. 


Ciertamente es increíble conocer todas las capacidades y monerías que hace nuestro cuerpo, explorar y descubrir nuevas sensaciones y zonas de placer, sobre todo en nuestro contexto, en el que el placer de las mujeres ha sido tan invisibilizado, peeeero no dejemos que estos hallazgos nos agreguen presiones nuevas o exigencias como mujeres para “dar el ancho” o “ser más chingonas en la cama”. 


Enfoquémonos en disfrutar de nuestro cuerpo,  ya sea solas o acompañadas, dejémonos llevar, vivir las sensaciones, explorar y conocernos con un enfoque positivo de nuestra sexualidad. Eyacules o no, quieras experimentarlo algún día o no, lo que es cierto es que tooodas las mujeres tenemos la capacidad de disfrutar muchísimo, y para ello hay diferentes caminos.  Explorar y conocer nuestro cuerpo es la mejor forma de descubrir los caminos preferidos para cada una de nosotras. Recuerden: ¡No hay recetas infalibles! 


*NOTA: Se habla del término “eyaculación femenina” por ser el más conocido y buscado en internet, pero al hacerlo nos referimos a la eyaculación de personas con vulva (no todas las personas con vulva se identifican como mujeres y ni todas las personas que se identifican como mujeres tienen vulva). 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados