¿Cómo elegir mi primer juguete?

Desde el día uno que empezamos con Luda, ésta ha sido la pregunta más frecuente. Comprar un juguete puede ser abrumador cuando te encuentras con la gran diversidad de opciones que existen en cuanto a formas, materiales, funciones, marcas. Aunque el tema es amplio y da para mucho, acá les contamos algunas cosas que por experiencia personal, profesional y de otras mujeres consideramos pueden ayudarlas a tomar una decisión más consciente.

 

Estamos súper convencidas que elegir nuestro primer juguete es todo un proceso de autoconocimiento; no se trata de una fórmula secreta para dar con el juguete indicado ni tampoco encontrar el más fregón del mercado, sino una oportunidad chidísima para hacer más consciente nuestra vivencia de la sexualidad.

 

La principal regla para nosotras es nunca olvidar que somos bien diversas, en gustos, intereses y necesidades, por lo que es importante no buscar encasillarnos o cuadrar con los gustos de nadie más, a menos que identifiquemos que es algo que también aplica para nosotras. Lo que para una puede ser lo más maravilloso del mundo, para otra puede no serlo tanto.

Por esa razón, para empezar te recomendamos ponerte en mood introspectivo y reflexionar algunas cuestiones:

 

¿Que zonas y sensaciones te interesa explorar?

 

Ya sea que lo hayas experimentado sola o en pareja, identificar las zonas de tu cuerpo que te gusta estimular puede ser un buen comienzo, ya sea para identificar que juguete va más con lo que ya sabes que te gusta o bien para encontrar aquel que facilitaría la estimulación de zonas que aún no has explorado tanto.

 

Si tienes poca o ninguna experiencia en la masturbación o identificas que lo tuyo lo tuyo es por mucho la estimulación externa (cosa que a casi todas las mujeres nos suele gustar, ya que se estimula de manera indirecta o directa todo el cuerpo del clítoris) y quieres seguir experimentando nuevas sensaciones con esto, probablemente te pueda interesar un vibrador externo o un succionador de clítoris. Ambos son experiencias muy distintas, pero si consideras que tu cuerpo es muy sensible, quizás convenga empezar con un vibrador (la experiencia del succionador es maravillosa pero puede llegar a ser muy intensa para algunas).

Vibradores externos      succionadores de clítoris

 

Si por ejemplo, te gusta mucho la estimulación externa o del clítoris, pero quieres probar un vibrador que te dé una estimulación diferente, podría interesarte un vibrador vaginal de estimulación simultanea, o mejor conocido como Bunny, que estimula tanto clítoris como vagina gracias a su doble motor. También existen vibradores vaginales clásicos, con su característica forma cilíndrica. Muchas mujeres buscan este tipo de juguetes para explorar ellas mismas la penetración y estimulación de zona G.

 

¿Te interesa usarlo mayormente sola o acompañada?

 

Es importante decir que TODOS los juguetes pueden usarse en pareja y esto dependerá de la creatividad de ambas partes. Sin embargo, hay juguetes diseñados especialmente para quienes buscan la exploración en conjunto.

Existen por ejemplo vibradores manos libres, diseñados para estimular el clítoris durante la penetración como Eva, u otros que buscan la estimulación simultánea de ambas personas, como Transformer, que cuenta con dos balas vibradoras en cada extremo, pudiendo estimular ambos cuerpos a nivel interno o externo.

Lo último en tecnología para parejas, son los vibradores que funcionan por aplicación, como es el caso de Phoenix Neo, que se controla desde el celular sin importar a cuántos kilómetros de distancia esté tu pareja, pudiendo interactuar en tiempo real a través de la web cam. 

Vibrador de pareja Eva vibrador de pareja

Phoenix Neo Svakom

¿Has escuchado/leído otras experiencias de mujeres?

 

Aunque cada experiencia es ÚNICA, escuchar recomendaciones de cómo usar un vibrador y conocer la experiencia de otras mujeres por medio de reviews o lo que compartimos en redes sociales, sirve mucho como espejo y nos permite ampliar la perspectiva sobre cómo vivimos nuestro placer; ya sea para buscar nuevas formas de acercarnos a nuestro cuerpo, reflexionar sobre todo aquello que damos por hecho que tendría que ser y no es, normalizar el placer femenino, etc.

¡Te recomendamos muchísimo leer e incluso compartir tus experiencias para poder alimentar estos espacios y ayudarnos entre todas!

  

Algunas consideraciones generales

 

Materiales:

Al ser un producto de uso corporal, es importante que al comprar un juguete te asegures de que el material de tu producto es seguro para tu cuerpo. El material más recomendado para este tipo de productos es la silicona grado médico, que además de ser hipoalergénica, tiene una textura súper suave que adquiere la temperatura de tu cuerpo. 

Considera también comprar productos de marcas rastreables y con reconocimiento, que cumplan con las certificaciones en sus procesos de fabricación (recomendamos revisar marcado CE y RoHS, que asegura que el producto está libre de metales y parabenos).

Estamos en medio del boom de los juguetes sexuales y el mercado lo sabe, so... no te conformes con leer: "silicona médica" sin buscar un poquito más de información sobre la marca que te está vendiendo. Comprar un producto de marca puede significar una inversión mayor, pero la calidad de los materiales y los tiempos de garantía hacen que valga la pena. 

 

Uso de lubricante:

Si tienes oportunidad, experimenta el uso de tu juguete con lubricante. Este facilita el deslizamiento en la zona que estimulas y maximiza sensaciones. Recuerda que los juguetes son compatibles con lubricante a base agua (no base silicona, pues podría dañar el material de tu juguete).  

 

¿Se les ocurre algún otro tip o recomendación?

Las leemos...

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados