5 Razones para usar lubricante

Existen muchísimos prejuicios y estigmas en torno a los lubricantes. 

La falsa creencia de que su uso es reflejo de que algo no está funcionando "adecuadamente” en nuestro cuerpo, ha provocado que muchas mujeres podamos llegar a sentir vergüenza por utilizarlos 😑 Además, al no conocer sus beneficios, quienes consideramos que “no lo necesitamos” nos cerramos a un mundo de posibilidades para disfrutar.  

Es cierto que nuestro cuerpo lubrica naturalmente, pero la realidad es que no siempre se produce la cantidad que nos gustaría 💦 y esto no necesariamente es proporcional a nuestro nivel de deseo o a la etapa de vida de nuestro cuerpo. Además, si se quieren estimular zonas con mayor sensibilidad, como el clítoris o los labios internos, la lubricación generada por la vagina y las glándulas de lubricación puede no ser suficiente para cubrir toda la zona.

El hecho de utilizar un lubricante no quiere decir para nada que "nuestro cuerpo no da el ancho" o que no podemos disfrutar del sexo. Nuestra lubricación depende de muchos factores para darse de una u otra manera, y al ser algo que muchas veces está fuera de nuestro control, su ausencia no debería de ser un factor que limite nuestro placer ✨ 

Al igual que los juguetes, el lubricante puede ser una excelente herramienta para mejorar o diversificar nuestra experiencia tanto en la masturbación como en el encuentro con otras personas. Acá les contamos 5 razones por las que todas deberíamos tener un lubricante en el cajón del buró:

 

1. Facilita los movimientos

Sea penetración vaginal o anal, estimulación de la vulva, frotamiento con un juguete, sexo oral o cualquier otra práctica que se te ocurra, el utilizar lubricante facilita muchísimo el deslizamiento. Al generar una sensación resbaladiza, puedes eliminar cualquier fricción incómoda o dolorosa. Además, una de sus mejores cualidades es que  permite que los cuerpos se integren más fácil y logren llevar un ritmo común (¡¡UF!!) 🔥

 

2. Maximiza el placer

Si bien los lubricantes están diseñados para colocarlos principalmente en los genitales, usar lubricante en cualquier parte del cuerpo (sobre todo en las de mayor sensibilidad) hace que todas las sensaciones (caricias, besos, lengua) se sientan aún más intensas y deliciosas. Prueba tu movimiento de masturbación favorito con lubricante y verás a qué nos referimos 🙈

 

3. Te permite explorar nuevas sensaciones

Si lo que buscas es explorar nuevas sensaciones, los lubricantes serán excelentes aliados. Desde los lubricantes sin olor ni sabor a base de agua, que ayudan a hacer más resbalosa la zona, hasta los lubricantes con sensación térmica o fría, o lubricantes de sabor, estos productos complementan y le dan un toque nuevo y diferente a los encuentros ya sea en pareja o contigo misma 💕 ¡Te recomendamos probar en pareja el uso de un lubricante de sabor en el vientre, espalda o boobies! 👌

 

4. Más prolongado

Usar lube nos puede ayudar a seguir disfrutando cualquier práctica que tengamos tanto tiempo como queramos, en caso de sentir que se seca el asunto 😬 ¡La lubricación natural no dura por siempre (esto es normal)! Pero que eso no detenga la experiencia 🙌 

 

5. Hidrata tu piel

Muchos de los lubricantes a base de agua contienen sustancias buenísimas para la piel, como lo es la glicerina. Tanto en la vulva como en la vagina, usarlos puede funcionar como tratamiento para mantenerlas bien hidratadas :D

Nuestro fav de toda la tienda es el lubricante a base de agua con extracto de caléndula de For all folks, que además de hidratar es antiséptico y súper bueno para la cicatrización y cuidado natural de la piel 🌿 ¡Recomendamos totalmente! 

 

Ahora que ya saben de todos sus beneficios, ¿se animan a usar lubricante? ¿Cómo ha sido su experiencia con ellos?

 



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados