Sexualidad en tiempos de pandemia: Algunos aprendizajes del 2020

Este 2020 fue un año de muchos cambios para todo el mundo. El COVID-19 puso de cabeza la vida como la conocíamos y nos obligó a plantearnos cosas que probablemente no habían pasado por nuestra cabeza.

Para nosotras (Fer y Pau) ha sido un año de muchísimo movimiento interno y cambios inesperados. A pesar de que nuestros planes y sueños para este año se vieron un poco alterados, nos sentimos súper contentas de ver todo lo que hemos podido hacer y aprender desde Luda, y a todas las personas que hemos acompañado en este proceso tan chingón de acercarnos a nuestro cuerpo y nuestro placer.

En diferentes espacios en los que hemos tenido oportunidad de coincidir con ustedes hay algo que hemos reflexionado mucho, y que en estos tiempos tan complejos, donde las emociones están a tope e incluso el contacto físico se ha dificultado, queremos recordarles y recordarnos:

 

El erotismo es amplio, diverso y no es estático.

 

El erotismo, lo que nos genera placer, no es igual para todas las personas ni es igual durante toda nuestra vida. 

Nuestras experiencias, creencias, intereses y procesos personales (incluido nuestro estado de ánimo) juegan un papel fundamental, al igual que el contexto en el que nos desarrollamos.

Por eso, para apropiarnos de nuestro placer es MUY importante:

 

1) CUESTIONAR NUESTRAS "IDEAS LIMITANTES".

Reconocer el peso que tiene la cultura en la forma en la que percibimos nuestro cuerpo y cuestionarnos si lo que nos dijeron que era un cuerpo y una vida sexual "deseable" nos hace sentido, nos permite disfrutar y nos hace bien. Esto incluye qué prácticas me permito experimentar, con qué personas, en qué momento, con qué frecuencia, etc. La sexualidad deseable es la que te genera bienestar (físico, emocional, espiritual) y se siente bien para ti. Lo que no está bien es sentir culpa por querer disfrutarnos. 

Tener "x" cuerpo o preferir ciertas prácticas sexuales, no te hace más o menos merecedora de placer. Si te masturbas, si no te masturbas, si prefieres el sexo oral, si no te gusta la penetración, si tienes muchas parejas sexuales o si no tienes ninguna, si tienes muchas ganas, o no tienes ni poquitas... No tiene NADA de malo. Saquemos de nuestro mapa mental todo lo que nos estorbe (prejuicios, gordofobia, coitocentrismo, machismo, vida hipersexualizada, etc). 

 

2) EXPLORAR y ACEPTAR nuestra forma particular de disfrutar.

Es impresionante la cantidad de veces que hemos escuchado a preguntas sobre sexualidad acompañadas de "¿es normal...?". Por eso queremos insistir en que no existen recetas ni formas "mejores" de vivir y disfrutar. El autoerotismo es indispensable para descubrir lo que es placentero PARA TI. Tomando el consenso y el placer como bandera, hay un mundo enooorme para explorar y disfrutar tanto sola como acompañada. Vivir y disfrutar tu sexualidad es natural y es tu derecho ¡No te juzgues!

Permítete conocer diferentes vías hacia tu placer. Puedes explorar con herramientas como la literatura erótica, pornografía ética, juguetes sexuales, lencería, música, lo que se te ocurra.

 

3) SER AMOROSAS CON NOSOTRAS MISMAS y procurar nuestro autocuidado.

Esto incluye cuidar nuestro cuerpo y nuestras emociones. Darle un espacio en nuestra vida a nuestro placer, conocer y apapachar nuestro cuerpo, hacernos chequeos ginecológicos de forma regular, elegir relacionarnos con personas que nos hacen bien  (independientemente de los términos de la relación), son algunas formas en las que nos recordamos que el placer puede ser parte de nuestra vida y que priorizar nuestro bienestar no es egoísta.

Aquí también cabe el no torturarnos por cosas que hicimos en nuestro pasado, el ser pacientes con nuestros procesos, el decirle bye al fuckboy que te deja sensación de vacío, ir a terapia, etc. Todo lo que te permita sentirte más segura, fuerte y responsable de tu bienestar.

 

En este contexto tan inestable y difícil, nos da mucha esperanza ver que este aislamiento ha sido la oportunidad para muchas de darnos el tiempo y buscar en nosotras mismas las respuestas de cómo queremos vivir o estamos viviendo nuestro erotismo e incluso nuestras relaciones con otras personas y con nosotras mismas. Muchas hemos encontrado en los libros, blogs, juguetes sexuales, talleres y charlas de amor propio y sexualidad opciones para conocernos, experimentar y vivirnos como queremos y no como nos dijeron que "debía de ser".

No ha sido nada fácil y sabemos que este proceso es tooodo un reto, pero ha pesar de todo esto, a nombre de Luda les queremos dar gracias IN-FI-NI-TAS por ser parte de esta comunidad que apuesta por la autonomía sexual de las mujeres. Por compartir sus experiencias, leernos, escucharnos, reirse con nosotras, confiar en nuestro proyecto para comprar su juguete y asistir a nuestros espacios para explorar su sexualidad. De verdad nos ha encantado vivir todo esto de la mano con ustedes, con todo el apoyo y cariño que nos mandan siempre. Estamos convencidas de que todo esto vale la pena y esperamos este próximo 2021 poder seguir construyendo espacios seguros junto con ustedes. ¡Vienen cosas súper chidas que nos llena de emoción contarles!

Les deseamos un 2021 lleno de muchísimo placer, aprendizaje y autoconocimiento. ¡Que el placer y el amor propio estén con ustedes!

Atte: Fer y Pau

1 comentario

  • Disfrutar es vivir… Y el placer también me recuerda que estoy viva. Las emociones son parte de la sexualidad, entonces tanto cuidar el placer físico como el emocional es parte de ser libres y plenas. Gracias Mafer y Luda por sostenerme siempre en qué el amor propio es bueno y fundamental. Feliz año para ambas!!

    Sandra

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados