Rimming o beso negro, cómo hacerlo

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre el rimming? El rimming, también conocido “beso negro” o anilingus, consiste en usar la boca (puede ser lengua, labios y/o dientes) para estimular el ano de otra persona y hacerle ver estrellitas de placer. 

qué es el rimming

 

¿Khaaa? ¡Así es, amix! Como ya te hemos platicado en otras ocasiones, el ano es un área con muchas terminaciones nerviosas y aunque mucha gente le tiene cierto miedillo a esta zona, ya sea por higiene o estigma social, romper las barreras y permitirte explorar esta práctica te puede llevar una tremenda sorpresa (¡en un buen sentido!)

La principal característica del rimming es que la estimulación está centrada en la parte exterior (es decir, los pliegues del ano) y no en su interior, por lo que si tú o tu pareja sienten curiosidad de explorar el placer anal, les recomendamos muchísimo iniciar por aquí, pues al ser una práctica que no incluye la penetración, los cuidados que involucra son mucho más sencillos.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones previas para que explores el rimming sin miedo al éxito:

Hablarlo antes.

Como cualquier práctica nueva, lo mejor es que tú y tu pareja tengan conversaciones previas al respecto. Así podrán saber si ambes están de acuerdo y cuáles son las cosas que a cada une le ayudarían a sentirse más cómodes. Tanto quien realiza el rimming como quien lo recibe, puede tener ganas pero también preocupaciones, por eso es muy importante escucharse para a partir de eso saber cómo hacerlo.

Acuerdos para hacer rimming

Medidas de seguridad.

Más allá de gustos, la higiene es un punto muy importante para realizar rimming de forma segura, sobre todo para evitar infecciones por contacto con bacterias o parásitos. 

Por eso te recomendamos que antes de iniciar tomes un baño o limpies muy bien la zona con agua y jabón neutro. Una forma de hacerlo (y que de hecho suele bajar mucho los nervios de ambes) es que inicien con un baño cochondón juntes, asegurándose de limpiar muy bien todo por allá. 

medidas higiene anilingus

 

Por otro lado, acuérdate que el ano y la boca son partes del cuerpo que pueden transmitir y recibir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), por eso, al igual que las otras prácticas sexuales, la forma más segura de hacerlo es utilizando un método de protección, en este caso, la barrera de látex. 

Para hacer una barrera de látex sólo tienes que cortar un condón regular (o de sabor) a lo largo, para que quede un cuadrito. Así podrás lamer sobre él, sin tener contacto directo con la piel. 

condón para sexo anal

Reducir situaciones de estrés.

Si lo que les preocupa es la posibilidad de que aparezca algún olor o sabor, además de la limpieza previa, pueden agregar el uso de un lubricante de sabor. Muchas veces pasa que quien realiza el rimming se siente muy cómode haciéndolo, pero quien lo recibe no se relaja del todo. Por eso, saber que hay de por medio otros olores y sabores agradables, además de ser rico para quien lo prueba, le puede reducir mucho el estrés a quien recibe.

eliminar olor anal

Si quieres asegurar esta parte y hacer del rimming una experiencia súper sensorial y rica, nosotras te recomendamos usar nuestro Arousal Serum, que además de saber delicioso y hacer que te deshagas de placer chupando con singular alegría, produce a ambxs la sensación de calor y frescura, gracias a su extracto de jengibre. 

Arousal Serum Dame Products

¡En acción! Tips para hacerlo.

Ahora que ya tienes claros los previos básicos, te dejamos acá algunos tips para que la experiencia sea súper rica:

1. La posición ideal. Siempre serán mejores las posiciones que den libre acceso al ano, sooo, la posición de perrito es una excelente opción. Pueden hacerlo hincados en el suelo, frente a un sillón para que quien reciba la estimulación recueste su pecho y vientre ahí y se relaje para disfrutar. La altura a la que queda es muy favorable y cómoda para ambes

2. Calienta la zona. ¡Básico de básicos! Erotiza toda la zona, puedes empezar con besos húmedos, mordidas suaves y/o lengüetazos en el coxis, bajando por la cadera, nalgas, perineo, antes de llegar al ano.

tips para hacer rimming

3. Movimientos. A cada persona le gustan cosas distintas, pero conviene mucho empezar despacito, con lengüetazos hacia arriba con toda la lengua, como si fuera un helado, y luego ir focalizando más, poniendo dura la lengua y haciendo círculos lentos y continuos con la punta… Puedes también alternar el uso de la lengua con ligeros soplidos o paseando superficialmente tus labios, moviendo la cabeza de lado a lado, como rozando la zona, de adentro a afuera y viceversa (o sea de lo más profundo y pegado hacia el ano hacia afuera, rozando el interior de las nalgas).

4. Combina con otros estímulos. No olvides combinar con agarrones de nalgas, caricias de espalda y besos húmedos en la espalda baja. Si tienes acceso al clit o pene de la otra persona (según sea el caso), puedes combinar el rimming con masturbación. ¡Uuuuuf!

placer anal

 

Por último...

Recuerda que la comunicación antes, durante y después es súper importante. Los tips sirven muchísimo pero siempre la principal referencia deben ser las indicaciones de tu pareja. Ya te la sabes: Si dice que algo le está gustando, ¡sigue haciéndolo!  Y si por alguna razón no se sienten cómodes, siempre pueden parar, cambiar de posición y/o probar otra cosa. ¡El chiste es conocerse más y explorar juntes su placer!

¡Hasta la próxima, amix!

Rimming lo que debes saber

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados